Marcas

La Ergonomia en el proceso de amolado

La Ergonomia está siendo cada vez más determinante en la toma de decision a la hora de adquirir una herramienta.

Amoladoras Atlas Copco

Velfair cuenta con las mejores amoladoras del mercado y todo gracias a ir de la mano de Atlas Copco, su relación potencia peso posibilitan al operario una mayor comodidad al trabajar y además, presentan una tasa de arranque de material excelente realizando un esfuerzo mínimo.

Este tipo de herramientas han sido construidas para dar su máximo rendimiento y perdurar en el tiempo.

Contamos con máquinas de amolado de todos los tamaños y para todo tipo de trabajos, es por ello que se encuentran disponibles en un amplio abanico de tamaños y potencias. Desde las amoladoras pequeñas como son los rotalines, hasta las que presentan una potencia de 4.5kW, ambas ofrecen una productividad superior.

La influencia de las vibraciones en la productividad

La ergonomía, cada vez va cogiendo un mayor peso en la toma de decisiones a la hora de elegir entre una herramienta u otra, hasta hace tiempo el precio y la potencia eran los 2 factores principales que se tenían en cuenta, hasta que se realizó un estudio en donde una mala ergonomía afectaba de manera drástica a la producción y por ello a la economía de la empresa.

Una mala ergonomía afecta a la salud del operario, puede provocar cualquier tipo de incidente más o menos grave que desemboque en lesiones del operario y a partir de ahí sumar los costes por la rehabilitación del propio operario y por la pérdida de productividad por la ausencia de trabajo en su puesto.Vibración elevada: provoca daños vasculares, en las células nerviosas, huesos y articulaciones.Una de las lesiones más comunes y graves es la lesión vascular, en donde los dedos se engrosan y deja de pasar la cantidad de sangre que pasaba anteriormente. Es una lesión es irreversible y provoca que la sangreno puede pasar a las zonas afectadas y se pierde el sentido del tacto.

Los dedos a los cuales les afecte esta lesión suelen tener síntoma de aparentar blanquecinos, de ahí su nombre de “síndrome de dedos blancos”.

Volver a noticias